Para expertos nacionales y extranjeros, la situación educacional de millones de jóvenes, especialmente de regiones tan vulnerables como la Araucanía es preocupante ya que la emergencia sanitaria, sin previo aviso puso al limite las exigencias de conectividad en comunas, emergiendo problemas de cobertura de redes y falta de equipamiento en cada hogar donde computadores e impresoras brillaron por su ausencia.

De esta forma, resumió la situación escolar regional a distancia el Diputado Sebastián Álvarez, quien dijo que al recorrer en plena pandemia las comunas de su distrito 23, especialmente en las zonas rurales comprobó una serie de falencias “Según Naciones Unidas estamos ante una “Catástrofe Generacional”, y prueba de ello, es el estudio que de la Asociación de municipalidades de la Araucanía, que nos habla de la deserción estudiantil podría llegar a los 80 mil jóvenes en su mayoría de las comunas más vulnerables ”.

Ante ello, Álvarez solicito al Ministerio de educación antecedentes y datos duros, que no solo permitan hacer una radiografía y evaluación de las debilidades del sistema escolar telemático , sino que considerar lo frágil que es hasta ahora considerando que el retorno presencial aún es lejano y no existen certezas que el año escolar 2021 estén las condiciones para un regreso seguro y por ello se tenga que continuar con esta modalidad.

Entre los temas consultados esta antes que nada una evaluación critica de la implementación de la educación telemática considerando lo avanzado del año escolar, los establecimientos que han tenido docencia y las principales dificultades enfrentadas, una cifra estimada de deserciones atribuibles a la pandemia y los planes y recursos ministeriales existentes para enfrentar el desafío de la educación a distancia.

“Lamentablemente desde el punto de vista técnico y sanitario no podemos considerar un retorno seguro a clases, pero si tenemos el deber de subsanar las falencias, y buscar soluciones que nos permitan continuar la educación de toda una generación de estudiantes chilenos que sufren al interior de sus hogares una espera sin fin, por una normalidad escolar que no tiene para cuando regresar y por ello nuestro deber es ahora prepararnos con anticipación para superar las brechas detectadas este año y así lograr un mejor próximo año académico” sentencio el parlamentario.