VECINOS DENUNCIAN DESTRUCCIÓN DE RÍOS EN MANOS DE “MAFIAS” DE LA EXTRACCIÓN DE ÁRIDOS

Graves problemas genera la extracción de áridos en La Araucanía, desde el punto de vista de daño al medioambiente y de seguridad en los territorios, Comunidades agrícolas especialmente indígenas, pescadores recreativos y agrupaciones ambientales, denuncian que existen verdaderas mafias en torno a la explotación de las cuencas de ríos que pertenecen a todos los chilenos.

Los hechos fueron denunciados desde hace tres años por el diputado Sebastián Álvarez quien confirmó en terreno en las riberas del río cautín, sector Padre Las Casas, Vilcún, Lautaro y en toda la cuenca del Toltén, situación de explotación ilegales, con permisos vencidos, sin fiscalización, y más aún alterando cauces fluviales.

“Las afirmaciones que comprobamos son gravísimas, la responsabilidad principal es del MOP, porque han sido negligentes en presentar un proyecto de ley que dijeron que ya tenían listo en 2019. Denunciamos que la Dirección de Obras Hidráulicas no cuenta con el personal necesario para una labor tan grande y desde el MOP no se hizo nada de nada, solo respuestas anunciando una ley que regularía el tema y sin embargo no se envió ningún proyecto al Congreso”.

Por años, con escaso resultado, hemos consultado a los municipios la cantidad de permisos y patentes de extracción de áridos de sus territorios, señaló Álvarez, quien agregó que “por ello, una vez más presentaremos a traves de la Cámara de Diputadas y Diputados, la necesidad de un proyecto de ley urgente para regular una actividad que genera millones de pesos a los municipios, es fundamental para la multimillonaria industria de la construcción, pero que sin la necesaria supervigilancia que dudosamente falla, deja un daño que a mediano plazo causará estragos en el medio ambiente local”.